8 mitos de las alarmas residenciales y la opinión de expertos

mitos de las alarmas residenciales

A la hora de comprar o contratar un sistema de alarmas, en nuestra cabeza compite la información real con algunos mitos de las alarmas residenciales que se fueron instaurando con el tiempo. Hay algunas ideas de los consumidores o posibles clientes que, a pesar de haber quedado antiguas, o nunca haber sido verdaderamente reales, se siguen sosteniendo.

En esta nota te contamos algunas de ellas, y te brindamos la información real que necesitás para elegir el producto que mejor se adapte a tus necesidades específicas para lograr esa sensación de seguridad tan importante en el hogar.

Los 8 mitos de las alarmas residenciales:

➤Descubre: Tipos de alarmas para casas: ¿cuál es la mejor opción para tener tu hogar protegido?

mitos de las alarmas residenciales

1. Los sistemas de alarmas para el hogar son muy costosos 

Es uno de los mitos más comunes: en primer lugar, las alarmas para casas son sólo para millonarios o familias adineradas. Hoy en día, el mercado de seguridad tiene muchas opciones que se adaptan a todo tipo de presupuestos.

Lo único que hay que hacer es una buena búsqueda, y como consecuencia, obtendrás opciones económicas que se adapten a tus necesidades de seguridad residencial.

2. No todas las casas tienen riesgo de intrusión, uno de los mitos de las alarmas residenciales que hay que derribar

Otra de las falsas ideas que suelen tener las personas es que los ladrones intentan entrar solo en casas muy costosas o de apariencia lujosa. O que, en barrios seguros, no hay posibilidad de sufrir un robo.

Ninguna de estas dos afirmaciones se comprueba en la vida real: son muchos los casos de robos en casas modestas, y ninguna zona o región está excluida de la posibilidad de sufrir una intrusión o un intento de robo.

3. Las alarmas inalámbricas no son tan seguras

Otro mito muy habitual es la idea de que los sistemas inalámbricos de alarmas no son tan confiables como los cableados. Lo cierto es que hoy en día la tecnología permite que los dos sistemas ofrezcan un servicio confiable y eficiente.

Además, las alarmas inalámbricas tienen el beneficio de tener un proceso de instalación muy sencillo, y para algunas personas esa puede ser una de sus prioridades.

4. Los ladrones saben cómo desactivar los sistemas de seguridad

Se trata de otra información imprecisa: los ladrones no pueden desactivar la alarma solo cortando la luz de una residencia, por ejemplo. Si bien un experto en tecnología probablemente pueda burlar o desactivar un sistema de alarma hogareño, también es cierto que esto no se aplica a los ladrones que suelen entrar ilegalmente a las viviendas.

5. Todos los sistemas requieren de una instalación profesional y servicio de monitoreo

¡Esto tampoco es cierto! Hay algunos sistemas económicos que pueden instalarse sin la intervención de un profesional, simplemente siguiendo las instrucciones.

Usualmente estas alarmas sencillas tampoco requieren de un servicio de mantenimiento. Si bien no brindan los mismos niveles de protección que otros sistemas más completos, son una gran opción para la seguridad del hogar.

6. Instalar un sistema de alarma atenta contra la privacidad

No hay que preocuparse: nadie estará invadiendo tu privacidad. Lo cierto es que las centrales de monitoreo solo revisarán tu dispositivo en el caso de alguna actividad sospechosa, y nadie tendrá acceso a tus imágenes privadas en el caso de instalar una cámara de seguridad. 

7. Las mascotas activarán las alarmas residenciales constantemente, uno de los mitos más comunes

Lo cierto es que, si bien esta afirmación tenía algo de cierto en el pasado, hoy en día hay muchos sistemas de alarmas que utilizan todos los recursos que la tecnología les brinda para evitar estas molestas falsas alarmas.

8. Los sistemas son difíciles de programar, gestionar y desactivar

Para finalizar, con la alarma monitoreada de Protek podrás gestionar el sistema y tus preferencias a través de tu smartphone. La aplicación es muy intuitiva, y está diseñada para la facilidad del usuario. Además, tendrás la tranquilidad de que tu familia esté protegida las 24 horas del día, porque el sistema está conectado a una central de monitoreo con una rápida respuesta de patrulla.

➤Lee también: 7 fallas del sistema de alarmas que puedes cometer y cómo solucionarlos

Como ya dijimos, es importante reconocer estos mitos de las alarmas residenciales para poder elegir el mejor sistema basándose en información certera. Para saber cómo dar con la alarma correcta, es necesario entender el funcionamiento del sistema de seguridad. Contactar a una empresa de seguridad como Protek siempre es la opción más segura para solucionar cualquier conflicto de seguridad. ¡Te invitamos a ponerte en contacto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.