¿Por qué es necesaria la construcción de smart building?

smart building

La industria de los edificios inteligentes está en alza. Según datos del sector, se espera un crecimiento de casi el 12% en los próximos años. Este se dará especialmente en el segmento de edificios comerciales. A esta altura, el smart building no es un lujo o sofisticación sino una necesidad. ¡Descubrí por qué!

¿Son necesarios los edificios inteligentes?


El incremento de la construcción de smart building puede medirse por la cantidad de dispositivos conectados y el volumen de datos que recogen. De hecho, el alza está relacionada directamente con el desarrollo de la inteligencia artificial y el Internet de las cosas.

Los edificios inteligentes son reconocidos por una de sus virtudes principales que es el uso eficiente de la energía. El ahorro es significativo, ya que el principal gasto de los edificios corporativos se concentra en iluminación y climatización.

Sin embargo, en estos tiempos de COVID-19, es imprescindible pensar en edificios más saludables y seguros para sus usuarios. Los edificios comerciales o industriales son transitados a diario por decenas de personas. Los utilizan trabajadores, clientes, proveedores y visitantes ocasionales.

Desde este punto de vista, y en un contexto de incertidumbre, el Internet de las cosas será un factor diferenciador en la domótica. Así, podrá mejorar la vida de muchas maneras, en todas las industrias.

En todos los casos, los smart building deben estar orientados a poner el foco en las personas. No solamente para mantener las condiciones de bioseguridad exigidas por la pandemia. También pueden ayudar a prevenir otros problemas como el “síndrome del edificio enfermo”, que se caracteriza por el deterioro del aire interior, reflejándose en malestar y enfermedades de sus usuarios.

Poner el foco en las empresas implica:

  • Uso inteligente de los espacios. Permiten predecir comportamientos y trabajar siempre en el punto ideal. Esto se refiere a distanciamiento social y metros cúbicos por persona para minizar los contagios.
  • Controles HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado). Reducen costos innecesarios, a la vez que garantizan la pureza y circulación adecuada del aire.
  • Sistemas integrados. Funcionan como el cerebro del edificio. Automatizan en forma sincronizada climatización, iluminación, afluencia de público, movimiento de ascensores y controles de seguridad.
  • Accesos sin contacto. Permiten evitar la transmisión del virus en superficies. Se aplican a picaportes y ascensores.

Edificios Smart building desde cero

La automatización de edificios es una industria en auge. Edificios ya construidos pueden incorporar distintos sistemas. Entre estos, se encuentran gestión de la energía, seguridad y vigilancia o redes.

Pero el desafío es construir un edificio inteligente desde cero, aprovechando las condiciones geográficas y ambientales de la región. Por ejemplo, Paraguay tiene aproximadamente 300 días claros al año. Esta es una riqueza excepcional. Convierte a la energía solar en un factor clave a la hora de diseñar los planos.

La combinación ideal es el “edificio verde”. Los “Green building”, además de ser inteligentes, son respetuosos del medio ambiente. Están construidos con materiales reciclables y reducen el impacto ambiental en la salud y el entorno. A nivel internacional existe la certificación LEED, que califica a un edificio como inteligente y ecológico.

smart building

Construcción tradicional vs. smart building

Es interesante observar que, en la actualidad, los costos de construcción tradicional y smart building son bastante similares. Sin embargo, hacer edificios inteligentes tiene otras ventajas. Por ejemplo, cuentan con beneficios impositivos e incentivos municipales como la Ordenanza 128/17 de la ciudad de Asunción. Además, a mediano plazo el mantenimiento resulta más económico, debido a la eficiencia energética, mayor seguridad y confort para sus usuarios.

De hecho, las tecnologías pueden hacer más barata la construcción inteligente que la tradicional. Este es otro factor más que hace necesaria la migración hacia los smart building. Analizá estos elementos:

  • Controles predictivos. La inteligencia artificial permite diseñar controles predictivos que reducen costos operativos, manteniendo al edificio siempre en el punto óptimo de rendimiento.
  • Gemelos digitales. Son réplicas virtuales de los edificios que simulan su comportamiento. Esto permite mejorar las predicciones y realizar pruebas sin correr riesgos. También, aumentar la eficiencia de los edificios desde la construcción.
  • Mayor vida útil en comparación con un edificio clásico. Se debe al uso de materiales inteligentes y las mejoras en el diseño.
  • Ahorros a todo lo largo del período de construcción. La programación, simulación y herramientas de control contribuyen a tomar mejores decisiones. Así, cada etapa de la obra se ve optimizada.

El cuidado del ambiente y la salud, además de la necesidad de hacer un uso eficiente de la energía, justifican la necesidad de la construcción de smart building. Lejos de ser un lujo o una sofisticación, son más necesarios que nunca. ¿Lo habías pensado? ¡Solicitá asesoramiento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *