¿Cuál es la clasificación de riesgos laborales y cómo prevenirlos?

clasificación de riesgos

El riesgo laboral es la posibilidad de que un trabajador sufra un daño como consecuencia del trabajo. Se refiere a enfermedades, patologías o lesiones originadas en forma directa o indirecta por sus tareas. Las empresas tienen la obligación de crear un sistema de gestión, a fin de prevenir accidentes y garantizar la seguridad y salud ocupacionales. A continuación te explicamos cuál es la clasificación de riesgos laborales y cómo prevenirlos.

Clasificación de riesgos laborales según sus consecuencias

Para comenzar, digamos que los factores de riesgo laborales son condiciones que tienen la potencialidad de causar daño a las personas. Es decir, que están relacionadas con distintos elementos, como la materia, la energía, las actividades en sí mismas, los procesos y también las actitudes. 

Una primera clasificación los ordena según sus consecuencias:

  • Accidentes. Eventos imprevistos, no deseados, que interrumpen el desempeño normal de operaciones o procesos y que pueden producir daños a las personas, propiedades o medio ambiente.
  • Incidentes. Son situaciones específicas que interrumpen la actividad pero no tienen consecuencias.
  • Enfermedades profesionales. Son lesiones orgánicas o trastornos físicos o mentales, temporales o permanentes, causados en y con ocasión del trabajo. Las afecciones consideradas enfermedades profesionales son determinadas por las leyes y organismos internacionales como la OIT o la OMS.

Riesgos laborales según su origen

Por otra parte según su origen tenemos la siguiente clasificación de riesgos laborales:

  • Riesgos físicos. Son los generados por las alteraciones del ambiente en el lugar de trabajo. Incluyen ruido, vibraciones, iluminación, temperatura y radiaciones.
  • Riesgos químicos. Producidos por los materiales con los que se trabaja. Los daños pueden ser ocasionados por el estado de un producto químico, como gases, aerosoles o vapores. También, por su efecto en el organismo (irritación, asfixia, intoxicación, alergia, cáncer, entre otros).
  • Riesgos biológicos. Son sustancias de origen vegetal o animal presentes en los lugares de trabajo, que pueden causar enfermedades o malestar. Se refiere a virus, hongos, bacterias o parásitos presentes en las materias primas o el ambiente.
  • Riesgos disergonómicos. Derivan de una relación inadecuada con el mobiliario, máquinas o instalaciones, que pueden afectar la salud del emplado, ser la causa de errores, fatiga o accidentes.
  • Riesgos meteorológicos. Si bien no son atribuibles al trabajador ni al empleador, deben tenerse en cuenta como parte de la gestión de riesgos de la organización.
  • Riesgos psicosociales. Características del trabajo que generan estrés o tienen efectos sobre la conducta, concentración y estado de ánimo del personal.
  • Riesgos de seguridad. Dentro de estos se encuentran los problemas con las instalaciones de servicios, el orden, la limpieza, la señalización y las pautas de trabajo indicadas en manuales y procedimientos.  Incluyen los riesgos mecánicos, provenientes de elementos, herramientas, infraestructura o instalaciones en general.
clasificación de riesgos

Prevención del riesgo laboral

Paraguay tiene una profusa legislación referida a la protección de los trabajadores y prevención de riesgos laborales.  Esta protección comienza en la misma Constitución Política de 1992 y se continúa en el Código de Trabajo. Aquí constan los derechos y obligaciones de empresarios y trabajadores.

Un tercer código a considerar también es el Reglamento General Técnico de Seguridad, Higiene y Medicina del Trabajo. Según esta legislación, los empresarios tienen la obligación de evaluar, evitar y combatir los riesgos laborales desde su origen. También de planificar la prevención y velar por el cumplimiento de las normas de seguridad por parte de los trabajadores.

Por su parte, los empleados también tienen responsabilidad en el riesgo. Por ende, ellos deben cumplir con sus tareas con todas las medidas reglamentarias  y colaborar con la mejora continua de las condiciones de seguridad.

Cada tipo de riesgo exige sus propias medidas de prevención, de acuerdo a las buenas prácticas, leyes y normas que se dicten. Así, las técnicas de prevención actúan sobre la probabilidad y frecuencia de materialización del mismo.

La herramienta clave es la evaluación de riesgos. Este es un estudio técnico que analiza las condiciones de un puesto de trabajo para obtener una lista de los focos de potenciales conflictos. De allí surgen los riesgos que pueden eliminarse fácilmente y los que deben ser monitoreados en forma continua. Luego, la empresa deberá tomar los recaudos correspondientes.

Realizá tu propia clasificación de riesgos laborales para determinar las medidas de prevención. ¡Pedí asesoramiento a los especialistas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *